Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Amazon y las cajeras

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
Amazon y las cajeras

Amazon y las cajeras

La multinacional Amazon, aparte de hundir comercios con su venta online y reparto, abre comercios ella misma, pero sin cajeras. El primero en Seattle.

El cliente entra, escanea un código QR en su teléfono y queda identificado. Cámaras y sensores le vigilarán en su recorrido y aprovisionamiento de víveres. Cuando termine ya puede salir por la puerta, que le llegará un correo con la factura que le han cargado en su cuenta de Amazon.

Las cajeras, protagonistas de una novela de Gustavo Hernández, son innecesarias. Me ha recordado la visita que hice en Suecia a una planta de Ericcson tan automatizada que la llevaban un hombre y su perro. «¿Qué hace el perro?» –pregunté–. «Vigilar». «¿Y el hombre?». «Bueno, alguien tiene que dar de comer al perro…».

Temas

Comentarios

Lea También