Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Anónimos

Estos días he recibido un anónimo que sería gracioso si la intención de su autor no fuera desagradable
Whatsapp

Estos días he recibido un anónimo que sería gracioso si la intención de su autor no fuera desagradable, y al comentarle el hecho a un compañero me mostró el suyo. En ambos la autoría es de personas que se sienten llamadas a defender el territorio, por decirlo de alguna manera.

Bernard Shaw recibió una vez una misiva en la que sólo aparecía la palabra «Imbécil». Comentó: «En mi vida he recibido muchas cartas sin firma, pero es la primera vez que recibo una firma sin carta».

Conviene no hacer caso y guardar distancias con este tipo de anónimos, de acuerdo con el proverbio judío: «No te acerques a una cabra por delante, a una mula por detrás y a un tonto por ningún lado».

¿Qué es eso de tirar la carta y esconder la mano? No es obligatorio leer lo que uno escribe, y menos aún estar de acuerdo. Pero el territorio es de todos, como la luz del sol. ¡Qué ganas actuar desde la sombra!

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También