Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Aparcar en Tarragona

Las concesionarias prefieren bajar precios a tener los parkings vacíos
Whatsapp

Un buen amigo me lo comentaba hace unos días: «aparcar el coche en los parkings de Tarragona me produce pánico». Él vive en Torreforta y con precisión de cirujano me definía la magnitud del asunto: «si salgo a cenar con mi mujer pago tres menús: el mío, el de mi señora…y el parking.»

Como todo el mundo sabe, en ocasiones he sido muy duro con algunos aspectos de la política de Reus, sobre todo cuando intentaron, con la ley de Veguerías, dejar a Tarragona sin capitalidad. Pero eso no quita que cuando hacen algo mejor lo reconozca y, si es necesario, lo diga públicamente: la política de parkings de Reus es mejor que la de Tarragona y lo que tenemos que hacer en la capital es mejorar la nuestra.

El actual equipo de Gobierno Ballesteros, en lugar de reconocer lo que digo e intentar mejorar, prefiere atacarme a mí, como si eso fuera a abaratar el aparcamiento en Tarragona. Por ello precisamente no les dedicaré ni medio minuto y me limitaré a describir las ventajas de nuestra propuesta: 4 euros máximo al día por aparcar en Tarragona.

Hay que abrir una negociación con algunas concesionarias que, por cierto, lo esperan, porque prefieren bajar precios a tenerlos vacíos, como el del Serrallo.

Bajar el precio del aparcamiento mejoraría la movilidad (los coches dejarían de dar vueltas por el centro buscando infructuosamente aparcamiento en la calle) ofrecería una posibilidad real de eliminar zonas azules injustificadas, permitiría redefinir las zonas verdes y naranjas (que tienen a los vecinos desconcertados) y, sobre todo, permitiría a nuestros comerciantes y restauradores competir en igualdad de condiciones con las ciudades vecinas.

Como ven, todo son ventajas, pero el afán recaudatorio de quien gobierna la ciudad no lo permite, olvidando que, a medio plazo, bajar precios en los parkings mejoraría la recaudación, porque más personas usarían los mismos.

Esta propuesta de bajar los precios de los parkings ha sido rechazada por el equipo actual de Gobierno, pero si los vecinos de Tarragona me otorgan su confianza para ser su Alcalde será una de mis primeras apuestas.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También