Más de Opinion

Aprender a descansar

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
Aprender a descansar

Aprender a descansar

Hay tres cosas que atraen nuestra mirada y nos descansan, según la experiencia de innumerables generaciones: ver cómo corren las nubes empujadas por el viento, cómo llegan y se repliegan las olas del mar al llegar a playa, y cómo crepita la leña en pequeñas llamaradas desiguales en un fuego de troncos.

El aire, el agua y el fuego no son precisamente inventos modernos, y una visión reposada de los mismos nos permite «desconectar», como se dice ahora.

Las vacaciones de agosto, para quien pueda disfrutarlas, debe ser un buen momento para redescubrir el mundo y darse cuenta de la belleza de la Naturaleza, más allá de contemplarla en los reportajes televisivos de National Geographic o en la más modesta presencia en una pantalla de teléfono móvil.

Temas

Comentarios

Lea También