Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Artur Mas toma oxígeno

Este acuerdo al límite permite a Mas tomar aire y ganar tiempo, pero no resuelve las grandes incógnitas del proceso soberanista
Whatsapp

Artur Mas anunció ayer un acuerdo con ERC y con las entidades soberanistas par convocar las elecciones autonómicas el 27 de septiembre. El president de la Generalitat ha conseguido retrasar el anticipo electoral, pero no ha logrado que ERC se avenga a una lista única, que era su condición primordial para escenificar lo más posible el carácter plebiscitario de los comicios. En la elección de la fecha ha tenido también un peso simbólico el hecho de que fue un 27 de septiembre del pasado año cuando Artur Mas firmó el decreto de convocatoria de la consulta soberanista del 9-N. Además, la celebración de la Diada coincidirá con el inicio de la campaña electoral y, por tanto, en plena efervescencia independentista. La corriente a favor de un resultado victorioso soplará a favor. Con esta jugada, Artur Mas ha conseguido tomar oxígeno. El proceso soberanista, con tantas disputas los últimos días, estaba tocado de muerte, como reconoció en su comparecencia el propio Mas. Este acuerdo al límite permite a Mas tomar aire y ganar tiempo. Un tiempo que tanto Mas como Junqueras han justificado que servirá para seguir trabajando en la construcción de las estructuras de Estado. Quedan, no obstante, muchas incógnitas por resolver, sobre todo las que se refieren al día después de unas elecciones que nadie reconocerá como refrendarias y por tanto sin valor alguno para alcanzar los propósitos de Mas y Junqueras. Y por último: ¿moverá ficha Rajoy?

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También