Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Asaltar una capilla

Antoni Coll

Whatsapp

La semana pasada la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid sufrió un atentado. Tras romper un cristal, arrojaron a su interior un artefacto incendiario. El año pasado ya fue objeto de un asalto. La de la Complutense también fue asaltada, pero por un grupo de mujeres con el pecho desnudo, entre ellas la actual portavoz del Ayuntamiento de Madrid.

Los asaltos quieren denunciar que haya una capilla en un lugar público, en una confusión entre la aconfesionalidad y la anticonfesionalidad. 

España es por su Constitución aconfesional, es decir, no tiene una religión oficial (como sí la tienen Reino Unido, Suecia o Dinamarca, que no por ello dejan de ser democracias), pero eso no quiere decir que haya que perseguir a las religiones.

En una Universidad no debería tener espacio la ignorancia, como la de aquel concejal que exclamó: «¡Qué tendrá que decir la Iglesia sobre el Corpus!».

Temas

Comentarios

Lea También