Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Asúmalo: su hijo no es Messi

Si su hijo no está hoy en el Barça es porque no debe estar ahí
Whatsapp

Asúmalo: su hijo no es Messi, no es Pau Gasol. Asúmalo y deje tranquilo al niño. Y, de paso, al resto de niños. Sincérese. No se trata de que el resto del equipo sean unos ‘patatas’ que impiden a su hijo brillar, ni de que los árbitros no se enteren, ni de que el entrenador lo haga de pena, sino de que el niño, simplemente, es otro niño más que practica un deporte escolar. Sólo eso. Y tan importante como eso.

Pero usted no lo entiende. No ha entendido de qué va esto. Por eso, probablemente, se habrá llevado usted a su niño a un club, donde aprietan ‘de verdad’, harto de tanto ‘patata’ que le mata la progresión a su retoño. Allí se habrá encontrado con otros padres (y madres) como usted, convencidos de que cada uno tiene en casa al próximo Balón de Oro, al próximo MVP All-Star. Pero resulta que tampoco. La culpa, por supuesto, será entonces del club. Del cutre-club ese que desaprovecha el talento, que les enseña no sé qué tonterías a los niños. Porque usted sigue sin entenderlo.

Asúmalo ya: si su hijo no está hoy en el Barça es porque no debe estar ahí. Y lo mejor de todo es que no pasa nada. Quítese esa presión y disfrute del deporte escolar. Repártase la logística y llene el coche de niños, camino del partido del sábado. Anímelos cuando estén en el campo, pero no les diga lo que han de hacer: deje al entrenador hacer de entrenador. Aplauda esa jugada brillante del equipo contrario (se lo aseguro: no le pasará nada por aplaudir un momento al rival). Al acabar, felicite a los suyos tanto si ganan como si pierden... siempre que hayan jugado bien. Es decir, con deportividad. Y deje las miserias de los adultos para los adultos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También