Más de Opinión

Opinión El mirador

Atrasar la Semana Santa

Una Semana Santa «segura» podría ayudar a la población a sobrellevar la fatiga pandémica y también favorecería a sectores como la hostelería y el turismo

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Atrasar la Semana Santa

Atrasar la Semana Santa

La pandemia y, sobre todo, la fatiga que a consecuencia de ella arrastramos, junto a las ganas que tenemos de regresar a la vida que teníamos, a aquella entonces tan poco valorada pero ahora tan ansiada normalidad, nos ha obligado a estrujar la mente en busca de soluciones que amortigüen en algo tanto hastío y cansancio. Esto explica que, mientras el Ministerio de Sanidad y las comunidades deciden las medidas que regirán durante la Semana Santa, un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid ha hallado la solución: retrasar esta festividad tres semanas y que el Viernes Santo se celebre el 23 de abril.

Argumentan que así se podría celebrar la Semana Santa con más gente inmunizada, aumentando la ratio de vacunación y con ello la reducción del riesgo que se ha visto que llevan asociados estos periodos festivos, como se observó en Navidades. Los investigadores agregan que una Semana Santa «segura» podría ayudar a la población a sobrellevar la fatiga pandémica y también favorecería a sectores como la hostelería y el turismo. Sin duda, la propuesta resulta interesante y no carece de lógica.

Evidentemente, todos necesitamos un respiro. Y todos tenemos celebraciones pospuestas: cumpleaños que no hemos podido festejar, esos carnavales que se quedaron con los disfraces fríos, ese fin de año alejados de nuestros seres queridos en que los abrazos se cambiaron por el sucedáneo de vernos a través de una pantalla... Tenemos tantas fechas postergadas que la Semana Santa solo será una más. Eso sí, cuando nos suelten necesitaremos medio año para recuperar todo lo perdido. Y lo haremos. Así que, bares y restaurantes, vayan preparándose.

Temas

  • El Mirador

Comentarios

Lea También