Más de Opinión

Opinión Al margen

Aznar en entrevista

La realidad es tozuda y está bien a la vista, escrita ya en los anales de la historia

PEDRO VILLALAR

Whatsapp

Al periodista Jordi Évole se le escapó indemne José María Aznar en su entrevista televisiva del domingo. No es una crítica al profesional sino una constatación de la impermeabilidad del entrevistado. Hubo, en el largo y aburrido diálogo, numerosos aspectos en que faltó la incisión del periodista para aclarar oscuridades, pero el aspecto más sombrío de la entrevista fue el dedicado a los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, llevados a cabo por Al Qaeda y en los que murieron 193 personas y resultaron heridas casi dos mil y a la convicción del Gobierno de que ETA había sido la autora de la gran masacre.

Todos conocemos la realidad. Incluso está judicializado el hecho de que la caja negra del Partido Popular sirvió para financiar un medio que defendía la ‘teoría de la conspiración’, es decir, que la autoría última de aquella masacre no fue el fundamentalismo islámico sino los sectores etarra-socialistas que se beneficiaron electoralmente del descrédito de Aznar, alineado con Estados Unidos y de espaldas a Europa, por aquel golpe terrorista que también se dirigía contra la política exterior española.

Jesús Ceberio, director de El País en aquellas horas, ha vuelto por descontado a negar la versión de José María Aznar de que la mañana de la matanza fue el periodista y no el político quien informó al otro en conversación telefónica de que fue ETA la autora del desmán. Y muchos creemos al periodista y no al político. Entre otras cosas, porque la realidad es tozuda y está bien a la vista, escrita ya en los anales de la historia.

Temas

  • Al margen

Comentarios

Lea También