Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

BCN World, la historia se repite

No hay que caer en el desaliento con BCN World ni volver a encantarse con alegorías de neón. Sólo hay que repasar la Historia
Whatsapp

Una máxima generalmente aceptada proclama que quien no aprende de la Historia está condenado a repetirla. Así parece que en las comarcas de Tarragona no aprendimos del calvario que supuso la consecución de lo que hoy es felizmente PortAventura y volvemos a repetir, casi calcado, el mismo Gólgota. En aquel entonces el proyecto arrancó también con grandes ambiciones, con personajes que en su día cabalgaban en la gloria y en una supuesta fascinación dineraria, pero, finalmente, la concreción del proyecto tuvo que ser mucho más pragmática. En lo que debía ser BCN World estamos condenados a repetir la experiencia. Incluso del nombre original ya podemos olvidarnos (PortAventura cambió hasta cuatro veces de denominación). Lo que es evidente es que todo el trabajo desplegado hasta ahora no puede caer en saco roto. El primer impulso grandilocuente de un proyecto gigantesco, demasiado americano y demasiado asiático, debe recuperar el posibilismo y debe adaptarse a la realidad de nuestras posibilidades turísticas y, a la vez, de nuestro interés. El entorno que configura PortAventura como núcleo de atracción ofrece un capital indudable. La modificación legislativa y el Plan Director Urbanístico que se está ultimando convierten la zona en un caramelo que a buen seguro los promotores del sector del ocio sabrán aprovechar. No hay que caer en el desaliento ni volver a encantarse con alegorías de neón. Sólo hay que repasar la Historia.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También