Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

´Bibí´ ha sido oficiado

El lector se preguntará si los israelíes han perdido el juicio
Whatsapp

A través de un mensajero de lujo -Laurent Fabius, ministro francés de Asuntos Exteriores, que le visitó el domingo- Benjamin Netanyahu ha sido oficiado de que la autoridad competente, la ONU, prepara una resolución que le exigirá reconocer un Estado palestino independiente creado en los territorios ocupados en 1967 y con capital en la parte Este de Jerusalén.

El verbo oficiar es eso: comunicar oficialmente y por escrito algo para conocimiento inexcusable del interesado, primer ministro de Israel, quien dijo en la última campaña electoral (y luego, visto el escándalo, lo medio matizó como pudo) que en tanto él esté al mando no habrá tal Estado. El plan era conocido y el calendario, que parece una demora no es tal: la eficacia y la tradición obligan a esperar al bendito septiembre, el mes de la apertura del periodo anual de sesiones de las Naciones Unidas.

En Washington (donde manda un tal Barack Obama, que, según el ex embajador israelí allí, Michel Oren, un judío norteamericano, ha «abandonado a Israel deliberadamente» (.) y lo explica en buena parte por ser el presidente hijo de un matrimonio mixto con un padre keniano de confesión musulmana) habían tirado la toalla tras el fracaso del secretario de Estado, John Kerry, en una inútil y extenuante misión sobre el terreno que duró cinco meses el año pasado ¿recuerdan? Pero había un ‘plan B’ que se ha puesto en marcha con el oficio de marras.

Es muy simple: Francia presentará una resolución al Consejo de Seguridad que Washington no vetará (de hecho podría ser su redactor principal, pero todavía se guardan las formas) y será, por tanto, aprobada por unanimidad. Dirá que en año y medio Israel deberá haberlo reconocido, a falta de lo cual, estará ocupando su tierra, lo que justificará el recurso palestino a la violencia para ganar su libertad y autorizará a quien lo desee a proveer a la resistencia nacional patriótica de todos los medios, militares incluidos, para alcanzar su reconocida estatalidad independiente.

Es así de sencillo y los palestinos, que han esperado más que nadie en este mundo diplomático, harán entre tanto algunas cosas. Su vigente condición de Estado semireconocido por la ONU con derecho a voto le permite desde el uno de abril recurrir al Tribunal Penal Internacional a defender su causa y la fiscal general, Fatou Bensuda, ha dicho que está aguardando la petición palestina para examinar si en los territorios ocupados se violan los derechos humanos. todo esto mientras el Gobierno británico rehusaba ofrecer plena inmunidad a Saul Mofaz, general y ex ministro israelí de Defensa mientras visitaba Londres para dar una conferencia y por si llegaba una orden internacional de detención. que no llegó, que se sepa. El lector se preguntará si los israelíes han perdido el juicio.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También