Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

CDC y PP, urge limpieza general

A medida que se conocen los detalles sobre la financiación irregular de CDC y PP se hace urgente acometer una operación limpieza.

Whatsapp

En un mismo día se han avivado ferozmente los fuegos de la financiación ilegal que consume a dos partidos, Convergència Democràtica de Catalunya y al Partido Popular. En el primer caso, las llamas han adquirido mayor fuerza a través del juicio del caso Palau. La confesión de Fèlix Millet, con pelos y señales, con nombres y apellidos, con cifras y porcentajes, no sólo deja tocada y hundida a Convergència, que de hecho ya ha sido enterrada por sus propios fundadores, sino que deja gravemente amenazado el futuro de la formación sucesora, el PEDECAT. La consecuencia política de la tremenda confesión no se ha hecho esperar. La CUP ha pedido la comparecencia en el Parlament de Artur Mas, secretario general de CDC cuando sucedieron los hechos. El frágil equilibrio por el que avanza la mayoría independentista en el Parlament está a punto de venirse al traste sin más solución de continuidad de unas elecciones anticipadas en las que lo que quede del otrora imperio convergente deberá realizar una auténtica limpieza si quiere resurgir en el panorama política catalán. Otro tanto deberá hacer el PP, si bien, por razones sociológicas difíciles de explicar, resiste a todos los episodios de corrupción que le salpican como si estuviera armado de un infranqueable vestido ignífugo. El hallazgo de una explosiva documentación confidencial en el marco de la Púnica anuncia nuevos estragos de los que el PP no podrá salir inmune. Urge una limpieza general.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También