Más de Opinión

Cambiadas al nacer

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Imaginen la escena: dos niñas nacen en el mismo hospital el mismo día del año 2002. Ambas necesitan estar en la incubadora, tras lo que cada una de ellas es entregada por error a los padres de la otra, de modo que los dos matrimonios se van felices a sus respectivas casas creyendo que el bebé que llevan en brazos y por el que se les cae la baba es el suyo. Y así, en la creencia de que crían a su hija, pasan 15 años. Hasta que la abuela de una de las niñas interpone una demanda de alimentos contra el padre de su nieta, a lo que este se niega con el argumento de que no es su hija. El juez ordena entonces una prueba de ADN, que confirma que, efectivamente, el hombre no es el padre biológico. El shock de la adolescente aumenta cuando otra prueba constata que tampoco tiene relación genética con la que consideraba su madre. Así que, con la necesidad de saber quién es, reclama la averiguación de su identificación con arreglo al principio de veracidad biológica. Lamentablemente, esta joven nunca conocerá a su verdadera madre, pues falleció, en tanto que aún se espera el resultado de la prueba de ADN a su supuesto padre biológico, que nunca se planteó que la niña por la que tanto se desveló no era su hija. No, no se trata del argumento de una película, aunque el argumento dé para un culebrón venezolano; es la realidad, siempre más sorprendente que la mente del guionista más creativo. La historia sucedió en el antiguo Hospital San Millán de Logroño y la consejera de Salud y portavoz del Gobierno de La Rioja, Sara Alba, lo atribuye a un error humano cuyo autor se desconoce. Así son las cosas.

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También