Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Camino de espinos

Whatsapp

La tragedia humanitaria que actualmente estamos viviendo en Europa y en los países que nos limitan, es un camino de espinos. Todos e inclusive los gobiernos deben hacer un esfuerzo final: la tragedia no puede ni debe seguir un minuto más. El problema no son los refugiados, al contrario son víctimas de genocidios. Reuniones, más reuniones, miles de millones de euros para poner freno a una situación desesperada, pues les diré a los gobernantes que la sociedad civil no es ajena a decisiones que solo apañan ese objetivo: que no lleguen a Europa. En las mismas se establecen cuotas de asignación de refugiados en el marco europeo y España no es la excepción. Mi pregunta sería, ¿nuestros valores cristianos, entienden de cuotas? Pues NO.

¿Los menores que viajan junto sus familiares para acceder a Europa, entienden de cuotas? NO. ¿Dónde estamos actualmente los europeos o donde están muchos de ellos? Si no fuese por las organizaciones no gubernamentales que desde el silencio están trabajando por aliviar, ayudar a todos esos miles de personas que el frío, lluvia como la desesperación que les conlleva esa situación. Es la hora de dar un paso hacia delante, porque todos podríamos estar en esa situación si hubiéramos nacido en su país de origen. Pues que Dios que bendiga, a todas las personas anónimas que ayudan a los más necesitados.

Ramón Mari García

(Presidente de la Asociación de Integración Gitana. Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También