Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Campaña de acoso y derribo

Hacía tiempo que no veía una campaña tan agresiva de acoso y derribo, por parte de algunos medios de comunicación, contra un partido político
Whatsapp

Hacía tiempo que no veía una campaña tan agresiva de acoso y derribo, por parte de algunos medios de comunicación, contra un partido político, en este caso Podemos, un fenómeno que podría ser motivo de un estudio sociológico. Sin entrar a valorar su ideología, programa o capacidades para representar a una parte de la ciudadanía en el Congreso de los Diputados, me parece de una enorme bajeza política la táctica que desde el gobierno del Partido Popular están poniendo en práctica para dejar a la altura del betún a la formación que lidera Pablo Iglesias. Los medios afines a la doctrina del PP han puesto en marcha el ventilador para esparcir el máximo de porquería encima de Podemos y sus representantes y no me extrañaría ver publicado uno de estos días que Iglesias o alguno de sus antepasados fue quien dio la orden al toro Avispado para acabar con la vida del matador Paquirri. Además, la persecución de Podemos está contando con un aliado de lujo, como son las redes sociales como Facebook o Twitter, donde las noticias sobre supuestos ‘marrones’ de Pablo Iglesias corren como la pólvora. El miedo ante el fenómeno Podemos -y lo que supondría para el país su hipotética llegada al gobierno- es la principal arma que están utilizando los que a día de hoy llevan las riendas del país. Lo que no deja de ser curioso, al menos a mí me hace mucha gracia, es que desde el Partido Popular tachen a este partido -de base ciudadana- de demagogo. Cuando la única diferencia que hay entre unos y otros es que los primeros se anudan cada día la corbata y los segundos la coleta.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También