Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Campaña electoral

Este 2015 vamos a convivir en una campaña electoral constante
Whatsapp

Con dos convocatorias electorales marcadas en rojo en nuestro calendario (el 24 de mayo las municipales y el 27 de septiembre las autonómicas), a los catalanes se nos presenta un año en el que vamos a vivir en una campaña electoral constante. Sí, las campañas electorales ya no son sólo los 15 días que marca la ley para que los partidos puedan explicar unas promesas que -en un tanto por ciento muy elevado después no acaban cumpliendo- (¿alguien se cree aún que los mítines sirven para convencer a los indecisos?), sino que empiezan mucho antes. Los que trabajamos en un medio de comunicación ya estamos acostumbrados a que unos meses antes de unas elecciones empiecen las prisas -y los nervios- en los partidos por intentar tener una mayor presencia pública. Se ha abierto la veda y los que gobiernan empezarán ahora a inaugurar obras, a poner primeras piedras de proyectos que no se sabe si se acabarán concretando (¿se acuerdan de la primera piedra que puso el ex alcalde Lluís Miquel Pérez de la reforma del Centre de Lectura de Reus, dos meses antes de las últimas elecciones municipales?) y a hacer promesas, como por ejemplo la de reducir la lista de espera de cirugías no urgentes a un máximo de 12 meses que esta semana ha realizado el conseller de Salut de la Generalitat Boi Ruiz. Por su parte, los que están en la oposición empezarán a mostrar las vergüenzas de los que gobiernan y a aprovechar cualquier situación para atacar. Les recomiendo un poco de paciencia. Yo intentaré tenerla porque aún nos queda por saber la fecha de otras elecciones: las generales.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También