Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Carga y descarga en la Part Alta

La única forma de poner orden en el caos circulatorio es exigir el cumplimiento estricto del horario de carga y descarga

Whatsapp

Los sufridos vecinos de la Part Alta de Tarragona añaden cada día, a la ya larga lista de agravios, el caos circulatorio sistemático por el incumplimiento de los horarios de carga y descarga. Esta problemática, común a todos los cascos antiguos de todas las ciudades no tiene otra solución que la disciplina estricta en el cumplimiento de las normas de circulación. Hay unos horarios establecidos fuera de los cuales no se puede permitir en modo alguno al acceso a la zona restringida de vehículos de reparto y camionetas. Si alguien tiene una urgencia y por falta de planificación no le llega el pedido solicitado, que eche mano de los carretones que por algo se inventaron. Pero al margen de las molestias, la presencia de vehículos de carga en las angostas callejuelas de la Part Alta representan un peligro que se agrava a medida que avanza el horario matutino. Un peligro aún mayor con la llegada del buen tiempo y, con él, la mayor presencia de visitantes y turistas que gustan de recorrer la zona más atractiva de la ciudad. Ni se puede impedir el abastecimiento ni se puede exigir que se haga de noche, que todavía sería más molesto. Queda el trabajo para la Guardia Urbana que deberá esmerar los controles para exigir el cumplimiento de los horarios. No se trata de entrar como elefante en cacharrería, porque los repartidores no van por gusto a la Part Alta. Van a trabajar. Pero tras una fase informativa no debe haber miramiento con los reincidentes.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También