Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carme Forcadell y la democracia

Whatsapp

Apreciada Sra. Forcadell, usted dijo, antes de jurar el cargo de Presidenta del Parlament, que era demócrata antes que independentista. Me sonó muy bien pero al oír su grito de guerra –¡Viva la República Catalana!– he vuelto a la realidad del independentismo que usted representa. Un independentismo que tiene poco de demócrata, ya que la democracia se basa en dos cosas: respetar la legalidad y la justicia vigentes y el derecho de los gobernados, sin olvidar a las minorías y usted, ni lo uno ni lo otro. ¿No se acuerda que en las últimas elecciones ‘plebiscitarías’, las perdieron en número de votos? Piense que está traicionando a catalanes. A otros catalanes que, a partir de ahora, también serán representados por usted. A esto se llama traición, traición a más del 53% de catalanes. O sea, a la mayoría. Ustedes, los independentistas, están abusando de los escaños y se olvidan de las personas que hay detrás y que cada día luchan por hacer de esta tierra, una tierra de dignidad. Le recuerdo que los políticos no hacen grande al pueblo, sino al revés. Por lo tanto, le ruego que rectifique por el bien de Catalunya y de todos los catalanes. Un cordial saludo.

Luis Herrero Carabantes

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También