Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Carnet y seguro para las 'bicis'?

Todas las actividades que implican riesgo o afectación a terceros requieren de un seguro. ¿Por qué no algunas bicicletas?

Whatsapp

La propuesta de establecer un carnet para los ciclistas, así como obligarles a tener un seguro y una matrícula para la bicicleta ha levantado una considerable polémica entre los clubes ciclistas y entre los usuarios de este medio de transporte. El principal argumento que se esgrime para denostar la iniciativa es que se trata de una medida estrictamente recaudatoria con escaso o nulo efecto sobre la reducción de la siniestralidad. En esta misma línea se argumenta que el ciclista es la víctima propiciatoria en las carreteras. Fijar la atención en el control de las bicicletas culpabiliza al ciclista no ayuda a concienciar a los conductores que las normas de tráfico conceden a los grupos ciclistas la misma consideración que cualquier otro vehículo lento al que se debe dar la prioridad necesaria. Por contra desde el RACE se razona que disponer de un seguro es una garantía para el propio ciclista, al igual que la matrícula también será una protección contra los robos, y el carnet ayudará a controlar qué tipo de personas acceden a este medio de transporte. No es un razonamiento descabellado si se aplica de forma razonable. De hecho cualquier actividad que implique algún riesgo requiere un carnet de federado y el seguro correspondiente. Cuando se argumenta que habrá que pagar por andar, no se está al día. Ya se paga por andar. Que se lo pregunten a excursionistas y montañeros. El debate de la bicicleta está abierto. Se trata de encontrar el punto razonable.

El castillo de Vilaseca (Tarragona), fue comprado en 2005 por 3,3 millones libres de impuestos.

Desde esa fecha esta siendo restaurado por constructoras como Copisa, Comsa, Grupo Ortiz

o Garcia Riera. Doce años de obras indican que el castillo era una ruina. Desde el ayuntamiento

prometen que acaban la jardinería y ya se podrá visitar. Y en la foto se puede observar, que antes

de inaugurar, el castillo ya se empieza a oxidar. Nadie vigila las obras, para que no les estafen como

en la compra ? Y es que gobernar de espaldas a los ciudadanos....no puede ser bueno.

 

                        Andres J. Moreno

                        Equador, 15.    2-3

                        43480  Vilaseca (Tarragona)  

Temas

  • EDITORIAL

Lea También