Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalunya, dividida

Antoni Coll

Whatsapp

Después de estar cerrado durante más de 40 años, el 10 de abril de 1980 volvió a abrir sus puertas el Parlament de Catalunya. Los 25 periodistas que tuvimos la oportunidad de seguir los debates presididos por Heribert Barrera, recordamos la ilusión que reinaba en el hemiciclo en sus pasillos y en su exterior, el Parc de la Ciutadella cuando fue elegido Jordi Pujol, y cuando se aprobaron el himno oficial de Catalunya, su fiesta nacional, etc.

Habían pasado tres años en los que Tarradellas logró que el restablecimiento de la Generalitat fuera sinónimo de unidad en el país. Unidad sin renuncia a las ideas. El mismo Barrera acabó su discurso de toma posesión gritando ‘Visca Catalunya LLiure!’. Es evidente el contraste entre aquella unidad y la actual división. El panorama se presenta hoy como un choque entre Catalunya y España. Más bien es un choque entre media Catalunya y España, y un choque penoso entre media Catalunya y la otra media.

Temas

Comentarios

Lea También