Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Chacón y los gorriones

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Hoy pensaba escribir de los gorriones, impactado por el dato de que los pájaros más populares de mi infancia –a los que, ¡ay!, tantas veces había yo apuntado con el tirador o la escopeta– están desapareciendo en Europa. Desde 1980 su población ha disminuido un 63 por ciento, afectados por el cambio climático, plaguicidas, especies invasoras y nueva arquitectura con grandes cristaleras, sin ángulos para colgar sus nidos.

Pensaba escribir de sus frágiles esqueletos, entramado de huesos huecos, cuando la actualidad invita a hablar de Carme Chacón, que era una mujer sumamente frágil, con el «corazón al revés», amenazando de parar en cualquier momento.

A esta fragilidad suya le correspondió asegurar como ministra la fortaleza de una nación.

Y de repente me ha venido imaginarla entre las armas un gorrión, pariente pobre del ruiseñor de Harper Lee. Un ser hecho para la paz y la vida.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También