Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Circular en bicicleta, un riesgo mortal

La protección que el código de circulación ofrece a los ciclistas no garantiza la seguridad de quienes practican ciclismo.

Whatsapp

Una joven ciclista resultó muerta y su compañera herida de gravedad al ser arrolladas ayer por un vehículo que las alcanzó por detrás cuando circulaban por la carretera TP-2031, cerca de Vilabella. El conductor, que se dio a la fuga, fue detenido poco después en la misma localidad. En el lugar del siniestro se había quedado una parte del parachoques y la matrícula del vehículo. Los Mossos han abierto una investigación sobre las causas del siniestro, pero al margen de las circunstancias concretas de ese caso, es evidente que la seguridad de los ciclistas que circulan por vías interurbanas sigue sin estar garantizada. La muerte de ciclistas al ser arrollados por vehículos a motor son una constante año tras año. Los cambios legislativos destinados a proteger al ciclista tampoco han dado resultado. Por mucho que el código de circulación establezca que un grupo de ciclistas debe ser considerado como un vehículo compacto que solo puede ser adelantado respetando las distancias mínimas, la dramática realidad certifica que el ciclista sigue siendo carne de cañón en las carreteras, sobre todo en las vías que carecen de arcén. La moda de la práctica deportiva del ciclismo ha incrementado el riesgo. Por ello, y a la vista de la macabra estadística, sería conveniente que los responsables de la seguridad vial y las entidades ciclistas analizaran qué otras medidas más allá de las legales podrían aplicarse para evitar que con tanta frecuencia lamentemos la muerte de algún ciclista.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También