Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Cita en Sol

Millones de personas no pueden alegrarse de la subida de sueldos porque no tienen sueldo
Whatsapp

La jornada de reflexión de las elecciones autonómicas y municipales se ha convertido en la jornada de la excursión. Para toda hay que estar entrenados y parece que reflexionar no es nuestro fuerte, ya que exige pensar atenta y detenidamente, dos atareas que quizá no pueden aheches si uno está inmerso en el barullo. ¿Cómo considerar la conveniencia de algo o su reprobación, si alguien nos achucha y nos ensordece con sus gritos? Para eso están todos los días del año. Llamaos pueblo a todo el que participa y en democracia forma opinión, no al que forma bulto. El diccionario define la palabra como el conjunto de gente común y humilde, pero pueblo no es la masa, ni mucho menos la turba. Mi dilecto José Antonio Gómez Marín, del que intento aprender ecuanimidad y buen juicio, echad e menos a las personas reposadas y cultas, capaces de enfrentarse a los problemas con una mediana objetividad.

«Siempre tiene razón el sufrimiento» y ese endecasílabo debe orientar las dudas que surjan. Cuando nos cuentan que todo depende de nuestra capacidad competitiva no podemos olvidar a los que no les permiten competir. Millones de personas no pueden alegrarse de la cómica subida de sueldos (un 1% este año y un 1,5% el próximo) porque no tienen sueldo. Que se alegren Toxo y Méndez, por un lado, y Fátima Báñez y Rosell por otro. Gustosamente delegamos en ellos.

Los economistas están de acuerdo en elogiar el esfuerzo español para salir de la crisis de la que aún no se ha salido, porque estamos en pleno trayecto. Creen que todo sacrificio recibe su premio, pero al parecer no había muchos en la Puerta del Sol. Tampoco estaban todos los descontentos , porque no cabrían. Agrupar a los más sonoros es más fácil que reunir a los más pacientes, que sólo hacen ruido cuando explotan. Cuántas cosas ha visto el ladrillo del kilómetro cero, de donde dicen parten todos los caminos, incluso los que llevan al mismo sitio y congregarán a la misma gente el año que viene.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También