Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Ciudades mal dirigidas

Las grandes ciudades necesitan equipos de especialistas dirigidos por profesionales para avanzar en la dirección adecuada

Whatsapp

El año cumplido de las elecciones municipales ha invitado a pasar balance sobre todo en aquellos ayuntamientos en los que se produjo un auténtico vuelco como el fue de las dos randes capitales, Madrid y Barcelona. En Madrid, Manuela Carmena es una venerable profesional del Derecho, de moral intachable y de un progresismo conmovedor, que a punto estuvo de pagar con su vida su lucha por la democracia y cuya sola presencia infunde vibraciones positivas. Pero de ahí a considerar que su gestión de Madrid es brillante, como dicen en Podemos, hay un abismo. Las grandes ciudades necesitan equipos de especialistas dirigidos por profesionales con experiencia para avanzar en la dirección adecuada, lograr cotas elevadas de productividad y contribuir a la habitabilidad de las urbes. Carmena haría un papel magnífico al frente de una ONG pero no lo está haciendo bien al frente de Madrid. Y de Colau podría decirse algo parecido, aunque en Barcelona el entorno de la alcaldesa es cualitativamente mejor que el de la madrileña, de modo que los grandes debates -el futuro turístico de una Barcelona congestionada, por ejemplo- se realizan a mayor altura. El problema global es la pésima calidad de la política que es un mal endémico que afecta a todos los partidos. Hemos desprestigiado la política y no es extraño que no haya precisamente codazos para quedarse en ella. Pero vayamos con cuidado cuando pongamos pretendidos ejemplos de lo contrario.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También