Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Colas en la N-340

El déficit en infraestructuras y los incumplimientos históricos para desdoblar la N-340 lo acabarán pagando los transportistas
Whatsapp

El déficit en infraestructuras y los incumplimientos históricos para desdoblar la N-340 lo acabarán pagando los transportistas, un sector castigado por la menor actividad económica y por un céntimo sanitario que la justicia europea acabó declarando ilegal y que la única buena noticia que ha recibido las últimas semanas es el descenso del precio de los carburantes, aunque sea a un ritmo menor que la del crudo.

La respuesta de Fomento para resolver los atascos de tráfico en la N-340 ha sido la bonificación del 50% del peaje a vehículos pesados en los tramos de la AP-7 paralelos a la nacional, en concreto, de Altafulla a Villafranca del Penedés (tal y como figura en la nota de Fomento) y de Villafranca a Martorell (ídem de ídem), que irá a cargo de los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene. Por algo se empieza dirán algunos. Sin duda todo lo que sea reducir el tráfico en una de las carreteras nacionales más transitadas de todo el Estado es una buena noticia. De hecho, era algo que había defendido la propia Generalitat siguiendo el ejemplo de la N-II en Girona. Pero las largas colas de los fines de semana y el verano entre la rotonda de la Móra y El Vendrell no las forman habitualmente los camiones por lo que queda mucho para resolver el problema. El desvío de vehículos pesados puede suponer un primer paso pero no el definitivo, que no es otro que la famosa autovía del Mediterráneo que conecte con Barcelona, algo que hace años que existe en otras comunidades con menor volumen de tráfico.

La coyuntura económica no acompaña pero tras años de líneas de alta velocidad poco rentables y faraónicos aeropuertos sin aviones, es lógico que la paciencia se agote entre aquellos que ven cómo este territorio sigue sin avanzar como debería en materia de infraestructuras. El desdoblamiento de la N-340 (tanto en dirección Barcelona como en el tramo sur de la provincia) es solo un ejemplo, pero hay más. La A-27 o el propio Corredor del Mediterráneo darían para otro artículo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También