Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Prèvia

Cómo avanzar hacia una cultura data driven en las organizaciones

Antonio Sagardoy, CEO (CHIEF EXECUTIVE OFFICER) BROS GROUP WORLDWIDE EXECUTIVE SEARCH

Antonio Sagardoy

Whatsapp
Cómo avanzar hacia una cultura data driven en las organizaciones

Cómo avanzar hacia una cultura data driven en las organizaciones

Decía Darwin en el siglo XIX que las especies que se adaptan y sobreviven son las que recogen  información de su  entorno, seleccionan la más útil y la incorporan para su evolución.  Si cambiamos «especies” por “empresas” podemos pensar que Darwin dio la receta de la supervivencia al mundo empresarial del s.XXI.

En los últimos 3 años el término Big Data ha cogido protagonismo y cuando las empresas pensaban que el reto era transformarse digitalmente, se les pone enfrente un nuevo reto de transformación: convertirse en compañías data driven:  ser empresas que sepan usar los datos (tanto de sus clientes como de mercado), los pongan en el centro en su toma de decisiones y sean un factor estratégico en su organización. 

Un ejemplo sobre como está afectando el dato a la estrategia de las compañías lo podemos encontrar en la firma de moda H&M; que este junio ha lanzado en Alemania su primera prueba piloto apostando por el Big Data,  y ha estrenado su nueva colección de ropa basándose en lo que la gente “googlea”: es decir, si detectan que en Berlín (gracias a la geolocalización) lo que más se busca en Google son faldas con volantes, van a lanzar su nueva colección cargada de faldas con volantes.

Esto implica conocer lo que quiere el consumidor antes de que llegue a la tienda, producir bajo demanda con el consecuente ahorro en  costes en almacenamiento, transporte, etc.  La toma de decisiones basada en datos ha impactado en toda su cadena de valor y su estrategia de compañía gira en torno dichos datos. 

Para afrontar este cambio de mentalidad, muchas compañías están incorporando en su organigrama (y muchas en el propio comité de dirección) la figura del CDO (Chief Data Officer), montando departamentos de Big Data e incorporando perfiles de científicos de datos que les ayuden a entender mejor a sus clientes, detectar mejores oportunidades de negocio e incluso generar modelos predictivos que les ayuden a saber que tendencias va a tener su mercado objetivo para anticiparse en su toma de decisiones.

En el entorno VUCA en el que vivimos (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo), los expertos en datos pueden ser el antídoto ante este escenario donde lo que hoy parece un mercado seguro o una excelente oportunidad de negocio, mañana puede llevarnos al fracaso empresarial si la decisión que se toma no es la correcta. 

La transformación digital o el giro a una cultura data driven, no dejan de ser en si mismas transformaciones culturales. Y una transformación cultural pasa por la modificación de conductas, cambio de hábitos, vencer resistencias y convencer día y noche de que los cambios que se introducen van alineados con la estrategia y los valores de la compañía para la que estamos trabajando. 

Para que esta transformación cultural funcione y sea consistente en el tiempo, no existe otra manera que con el apoyo y total involucración de todo el equipo directivo, con el CEO de la compañía a la cabeza. Si solo se toman algunas medidas por inercia de mercado pero no hay una apuesta clara por la transformación, las compañías acabarán siendo adelantadas por sus competidores, los cuales tomarán mejores decisiones de negocio, innovarán con más acierto, segmentarán sus campañas de marketing en función de sus clientes…

Por tanto, es importante creer en esta revolución cultural en las compañías no tanto por cuanto van a ganar las compañías que la lideren, si no, cuanto van a  perder en el caso de que se queden esperando a que pase lo que algunos consideran una moda pasajera, sin darse cuenta de que las reglas del juego han cambiado, y el que no mueva ficha… pierde la partida.  
 

Temas

Comentarios

Lea También