Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Como buenos vecinos

La rivalidad entre ciudades o pueblos colindantes es algo ancestral que se mantiene en pleno siglo XXI
Whatsapp

La rivalidad entre ciudades o pueblos colindantes es algo ancestral que se mantiene en pleno siglo XXI. Aunque nos las demos de abiertos y civilizados, siempre queda aquél no se qué, por el que nos encanta meternos con nuestro vecino. Tarragona y Reus, Terrassa y Sabadell, y aunque no sean para nada vecinos, también Barcelona y Madrid. En las Terres de l’Ebre existen numerosos ejemplos, entre los cuales los de las dos principales poblaciones, Tortosa y Amposta. Entre la capital del Baix Ebre y la del Montsià existe una relación correcta pero distante, y muestra de ello es la falta de sintonía que desde hace años ha habido entre los respectivos Consistorios, sean o no del mismo partido.

Por eso resulta muy estimulante la relación que han entablado las federaciones de asociaciones de vecinos de Tortosa y Amposta, que esta semana han presentado un frente común para defender aquellas demandas y proyectos que consideran básicos para el conjunto del territorio. Una de ellas es la movilidad y en especial la problemática de la carretera N-340. En este sentido, han reivindicado la gratuidad de la autopista a su paso por las comarcas del Baix Ebre y el Montsià, para desviar la gran cantidad de camiones que circulan actualmente por la N-340, una vía que acumula ya 9 víctimas mortales en siete meses a su paso por el territorio. También ponen sobre la mesa la necesidad de mejorar el servicio ferroviario y los accesos al hospital Verge de la Cinta y hacen un llamamiento al resto de asociaciones vecinales del Ebre para que se sumen a su causa. Bravo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También