Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Cómo podrá salir airoso el Govern del referéndum?

Como el Govern depende de la CUP, ¿serán estos los que provocarán unas nuevas elecciones?

Salvador Aragonés

Whatsapp

Que el gobierno catalán se ha metido en un embrollo anunciando un referéndum, que sabe que no será pactado (lo sabía ya antes). La pregunta es: ¿cómo puede salir el gobierno de Puigdemont de este lío?

Hay que constatar que muchísimas personas, independentistas de corazón y de muy buenos sentimientos, creen firmemente que este referéndum se celebrará, caiga quien caiga (peti qui peti, se dice en catalán). A estos no se les puede defraudar, pues se les prometió un referéndum tanto si era pactado como si no. ¿Otro referéndum tipo 9-N como hace dos años?

Poco antes del 9-N catalán, en Italia, la región del Véneto, capital Venecia, gobernada por la Lega Nord y partidaria del secesionismo, tampoco pudo celebrar su referéndum independentista en junio del 2015 porque lo prohibió el Tribunal Constitucional, además del presidente del Gobierno, Matteo Renzi, pues la unidad de Italia está contemplada en la Constitución (art. 5).

Los abogados pagados por el gobierno del Véneto que abogaban en favor de la independencia fueron silenciados, a pesar de las protestas. Algunos se escudaron en que era una «consulta» a manera de «sondeo», pero que costaba 14 millones de euros organizarlo. ¿Tienen razón los abogados de parte o el Tribunal Constitucional? Es como si en un juicio solo tuviera razón el abogado defensor y los jueces deberían acatar sus conclusiones y no hacer caso del ministerio fiscal.

El auto del Tribunal Constitucional alemán del pasado diciembre, que impedía un referéndum de autodeterminación en Baviera, ha caído como una losa. Varios independentistas amigos me han querido informar que este auto «tiene poco valor» porque fue presentada por un solo ciudadano. El TC alemán no quiso ni tan solo aceptar a trámite una petición de este tipo, porque la secesión de un Land corresponde a «todo el pueblo alemán».

Me quedé muy sorprendido cuando vi que hay independentistas que valoran las sentencias y autos en función del número de personas que presentan una demanda. ¿Cuántas personas serían necesarias para tener credibilidad las sentencias?

Otra preocupación es cuando varios independentistas criticaron la sentencia porque Baviera no es como Catalunya donde el independentismo es un movimiento popular muy numeroso. Sin embargo, nunca han alcanzado la mayoría de votantes. Lo preocupante es el fondo del asunto: ¿las sentencias han de estar en consonancia en si hay muchos ciudadanos que respaldan la demanda, o tienen que estar de acuerdo con el derecho, con las leyes aprobadas democráticamente por el pueblo? ¿Qué entienden los independentistas por Estado de derecho? No hay democracia sin ley. Esto no lo dice Rajoy ni el PP, lo dicen los manuales de la democracia.

Si los independentistas no están de acuerdo con las sentencias del Tribunal Constitucional español, ¿por qué no van a un tribunal internacional? Ellos no aceptan las sentencias de los tribunales españoles, pero la justicia hoy va más allá y hay tribunales internacionales. ¿Por qué no van? Porque temen la sentencia.

Volvamos al tema del principio. ¿Cómo va salir Puigdemont de este embrollo? Él ya ha dicho que no volverá a presentarse como candidato a President de la Generalitat, o sea que su ciclo político termina con el referéndum… o antes, si la CUP no pacta los Presupuestos de la Generalitat para el año 2017, después de haberlos prorrogado en el 2016.

Puigdemont anunció que si no había presupuestos habría elecciones. Artur Mas, que se está postulando de nuevo para candidato a presidente del nuevo partido PDeCAT volvió a decir que si no hay presupuestos hay elecciones. Como el gobierno depende de los antisistema de la CUP, ¿serán estos los que provocarán unas nuevas elecciones?

Los de Podemos –«comunes» se les llama en Catalunya– ya piden elecciones catalanas anticipadas para hacer frente al escollo del referéndum. No piden suprimir el referéndum de su programa, pero lo ven poco viable que sea pactado, y el único paso posible es convocar nuevas elecciones. Los independentistas les han llamado de todo.

También quieren las elecciones los grupos de la oposición (Ciudadanos y PP, y lo aceptarían los socialistas del PSC que tienen problemas por todos lados). Algunos grupos de la CUP también prefieren elecciones aun cuando perderían votos, según las encuestas. Y tal vez, en el fondo, también Esquerra Republicana, que las ganaría.

A los comunes no les gusta demasiado el ‘diálogo’ con Madrid, porque tanto si ganan los independentistas como si gana la ‘coalición’ que de alguna manera gobierna España, no les va bien. Los independentistas dicen que el «diálogo» que ofrece Madrid es «una trampa» y siguen tensionando la cuerda.

Pero la convocatoria de elecciones es una potestad única del President. ¿Presentará su dimisión y convocará elecciones? No se descarta nada en este embrollo en que está Catalunya.

Temas

  • TRIBUNA

Lea También