Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Compás de espera de Artur Mas

El president ha aprovechado el discurso de fin de año para enviar a Junqueras su machacona propuesta de lista unitaria
Whatsapp

El president de la Generalitat, Artur Mas, cumplió anoche con el habitual discurso de final de año sin aportar ninguna novedad. El proceso soberanista centró la mayor parte de su alocución, pero quedó claro que Artur Mas está en fase de compás de espera. El acuerdo con ERC no está cerrado y la duda sobre si habrá o no elecciones anticipadas sigue en el aire. El president hizo hincapié en que «la unidad nos da fuerza como país» y, en clara alusión a Junqueras, añadió que «el Estado nos quiere divididos, cada uno por su lado». Artur Mas insiste en que si convoca elecciones anticipadas deben tener plebiscitario, y la única manera de proyectar tal imagen con nitidez inapelable a la comunidad internacional es concurrir a los comicios en una lista unitaria. Por contra, ERC sostiene que la unidad puede escenificarse con otros métodos que permitan a cada partido computar sus propios votos. Es evidente que tanto Mas como Junqueras juegan su carta partidista, por otra parte muy legítima. Artur Mas no quiere unas elecciones anticipadas si ha de acudir ante el electorado en solitario porque la previsión es que siga perdiendo escaños. Por su parte Junqueras no quiere ser el paracaídas de la política de recortes de Mas. En definitiva, el president ha dicho que no rehuirá las decisiones «por difíciles que puedan ser», frase que suena a preludio electoral. Queda por ver cuál será esta vez la sorpresa para seguir alimentando un proceso del que no se vislumbra el final.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También