Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Con mal perder

Acalorada se ha visto en los últimas días a la alcaldesa en funciones Rita Barberá
Whatsapp

Acalorada se ha visto en los últimas días a la alcaldesa en funciones Rita Barberá. Su ‘caloret’ posiblemente le hizo una mala pasada y después de estar 24 años en el poder de València –nunca mejor dicho–, ahora ha visto cómo se tenía que bajar de su poltrona y pasar a un sillón de la oposición. Pero seguramente su ego es tan profundo que no podía rebajarse de esta manera. «O soy alcaldesa o me voy», debido pensar. Yasí lo hizo. Ayer decidió presentar su renuncia a un escaño que todavía no era suyo –lo hubiera sido hoy–. Y para evitar tener que salir en la foto dejando la vara de mando a un ‘extremista’ de izquierda –y además catalán–, prefirió abandonar el barco antes de hora. Realmente patético. Se le tendría que recordar que ella fue elegida concejal para los próximos cuatro años. Y miles de ciudadanos de València le dieron su apoyo. Ahora, ella les ha dado la espalda, sencillamente por una cuestión de exceso de autoestima.

Si mal perder tiene Rita Barberá, hay que añadir a la lista el alcalde en funciones de Badalona, Xavier García Albiol. Durante los plenos municipales de esta semana para aprobar el último orden del día los concejales que no han renovado aprovechaban el acto para despedirse. Se hizo, por ejemplo, en Barcelona, donde Xavier Trias ha sido desbancado por Ada Colau. Pero García Albiol tenía que ser diferente. Después de realizar un discurso alabando sus proezas y sus resultados electorales, dio por terminado el pleno sin dar la palabra a los concejales salientes. Con actos así se sabe la talla de estos personajes. Y las urnas, por suerte, les pasan factura.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También