Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Confusión como virtud

La refundación de Convergència no cambiará una de sus señas de identidad: la ambigüedad
Whatsapp

La refundación de Convergència no cambiará una de sus señas de identidad: la ambigüedad. Josep Rull anuncia que su partido no se definirá como independentista, sino como nacionalista, como siempre. «Somos moderados en los medios y radicales en los objetivos», ha aclarado.

Núria de Gispert, de Unió y presidenta del Parlament, ha reconocido expresamente esta «ambigüedad» de Convergència (ha usado esta palabra), como si fuera una virtud, ya que puede evitar que Unió se separe.

Enfrentamos así la segunda parte de la estrategia de Mas: después del «dret a decidir», como eufemismo de un referéndum de autodeterminación, ahora se lanza el calificativo «nacionalista» para esconder independentista.

Si la primera confusión sirvió para subir al carro al PSC y a ICV, hasta que se dieron cuenta, ¿por qué no ha de servir la nueva para alterar los planes de Duran Lleida de ir por separado?

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También