Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Costa Daurada y las Terres de l’Ebre, un patrimonio por descubrir

Artículo de opinión de Martí Carnicer Vidal, presidente del Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

Diari de Tarragona

Whatsapp
Tarragona, un territorio por descubrir. Foto: Joan Capdevila Vallvé

Tarragona, un territorio por descubrir. Foto: Joan Capdevila Vallvé

El pasado ha regalado a la Costa Daurada y las Terres de l’Ebre un rico patrimonio que permite, a ambos destinos, ofrecer experiencias turísticas de gran valor y, a su vez, una oferta de calidad que amplifica el potencial que tiene un marcado carácter mediterráneo.

La Costa Daurada es uno de los mejores destinos de turismo familiar del Mediterráneo y cuenta con seis territorios reconocidos oficialmente con el sello Destino de Turismo Familiar. Una oferta que se amplía con PortAventura World, el gran centro de ocio familiar de la Costa Daurada.

El litoral es uno de los grandes atractivos de la Costa Daurada. Cuenta con largas playas y pequeñas calas escondidas entre pinos, cuya fina y dorada arena da nombre a este destino turístico. Sin duda, el escenario ideal para disfrutar de múltiples actividades náuticas, como las que ofrece la Estación Náutica de la Costa Daurada.

El conjunto monumental de la Tàrraco romana, que también incluye Roda de Berà y Altafulla, es uno de los grandes valores patrimoniales de la Costa Daurada. Su catalogación de Patrimonio de la Humanidad evidencia esta singularidad que pone en valor un turismo cultural que, año tras año, aumenta.

A Tàrraco debemos añadir Poblet. El conjunto que ha recuperado durante los últimos años el esplendor de épocas pasadas. Pero también nombres propios como los de  Ulldecona, Cabacés y también Montblanc, con pinturas rupestres Patrimonio de la Humanidad. Durante este 2018, la huella del turismo cultural también permite hacer hincapié en las propuestas del Camí de Sant Jaume, que en la Costa Daurada recorre la Ruta del Cister o el Paisatge dels Genis, que este año ha ampliado su oferta con la apertura de Mas Miró en Mont-roig del Camp. Todo ello sin olvidar los castellers, también Patrimonio de la Humanitat.

Un patrimonio cultural que en el Priorat, con el parque natural del Montsant, siguió los pasos de los monjes cartujanos y tejió una cultura vitivinícola que hoy goza de la prestigiosa DOQ Priorat.

Reserva de la Biosfera

La riqueza de las Terres de l’Ebre radica, en buena parte, en el potencial natural de la destino, que cuenta con la distinción de Reserva de la Biosfera. Son comarcas que gozan de un marcado carácter e identidad, que se refleja en sus fiestas, gastronomía y el conjunto de sus tradiciones, con una máxima por el respeto al territorio, así lo acredita la inclusión en el TOP 100 Sustainable Destinations.

Las Terres de l'Ebre cuentan con dos parques naturales, uno en el litoral, el Delta de l'Ebre, y otro en el interior, Els Ports. Asimismo, en las Terres de l'Ebre se encuentran múltiples espacios naturales protegidos de la red Natura 2000.

Desde el Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona trabajamos para impulsar la difusión de todos los atractivos de nuestras comarcas en un año en qué destacamos, a su vez, la singularidad de un legado histórico único poniendo el acento en experiencias turísticas con un valor añadido.

Temas

Comentarios

Lea También