Más de Opinión

Covid y botellones

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Durante estos días hemos visto a algunos alcaldes y responsables políticos cargar contra el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya por no aprobar el toque de queda para todos los municipios que la Generalitat solicitaba, entre ellos las principales ciudades.

Estoy de acuerdo en que los gobernantes, debidamente asesorados por los expertos, deben poder tomar las medidas que consideren más oportunas para frenar la expansión del coronavirus, del mismo modo que creo que la suspensión de libertades y derechos fundamentales debe estar muy bien argumentada, pues ha de ser una medida excepcional.

En este sentido, me ha llamado la atención que se achaque la celebración de botellones al fin del toque de queda. Sí, resultan lamentables, además de sumamente peligrosas, las imágenes de cientos de jóvenes de juerga sin distancia ni mascarilla cuando aún sigue muriendo gente y los hospitales no dejan de recibir enfermos de Covid, algunos de los cuales requieren ser ingresados en la UCI.

Pero no hay que olvidar que el botellón es un problema que ya existía antes de la pandemia –muchos vecinos ya estaban hartos de denunciarlos cuando aún ni siquiera habíamos oído hablar de coronavirus– y que las autoridades tienen en sus manos mecanismos para combatirlos: ya estaban prohibidos antes, pero además ahora, con las medidas antiCovid en vigor, no se permite beber en la calle ni las reuniones de más de diez personas.

No, no hace falta un toque de queda para impedir los botellones; solo es necesaria la determinación de hacerlo.

Temas

  • El mirador
  • Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
  • Generalitat

Comentarios

Lea También