Crecimiento fuerte y convergente

Las previsiones para 2022 muestran un crecimiento que se caracteriza por la fortaleza y la convergencia

Diari de Tarragona

Whatsapp
Crecimiento fuerte y convergente

Crecimiento fuerte y convergente

Las previsiones económicas no son nunca fiables. Utilizando una metáfora son como intentar predecir la posición de un súper petrolero. Si conocemos su rumbo, su velocidad actual, las corrientes marinas y las estadísticas climáticas, entre otras variables, podemos aventurar donde estará mañana, o dentro de una semana, pero sabiendo que pueden surgir factores que no conocemos: tormentas, cambios de velocidad (o incluso de rumbo) decididos por los armadores y muchos otros. La inercia de un súper petrolero nos da cierta confianza para la predicción a corto plazo, pero la incertidumbre será mayor cuanto mayor sea el plazo que estimemos. El rango de error es razonable para mañana, muy alto para dentro de una semana y enorme para dentro de un mes.

Las sorpresas pueden ser múltiples, para bien y para mal

La metáfora nos sirve para acercarnos a las cifras de previsión con la debida cautela. La foto del futuro incluye lo que
sabemos hoy y lo que estimamos que ocurrirá con alta probabilidad (lo que incluye medidas que aún no han sido aprobadas, como los paquetes fiscales en EE.UU., o que pueden cambiar muy rápido, como la política de los Bancos Centrales), pero las sorpresas pueden ser múltiples, para bien y para mal. Con esas cautelas lo que vemos es un crecimiento que se mantiene muy fuerte en los países desarrollados y que sigue decreciendo en China.

El rango de error es razonable para mañana, muy alto para dentro de una semana y enorme para dentro de un mes.

En el caso de China la convergencia en crecimiento con el resto del mundo es por un lado inevitable: cuanto más grande eres más difícil es crecer y por otro el producto de una política “económica” que cada vez tiene el foco menos puesto en el crecimiento y más en otros factores (equilibrio, equidad, sostenibilidad). En eso no se diferencia tanto de los países desarrollados, pero el cambio de foco supone para China medidas que reducen el crecimiento mientras que para las economías desarrolladas lo estimulan (al menos a corto plazo, a largo probablemente será otra cosa). Pese a la convergencia, el peso de China en la economía mundial seguirá creciendo.

La velocidad de crecimiento de la Eurozona será el doble que en los últimos dos ciclos

En los países desarrollados destacan dos factores llamativos, el primero es que la velocidad de crecimiento será el doble, o más, que la media de los últimos dos ciclos, particularmente en la Eurozona y en Japón, y el segundo es que el crecimiento será superior en la Eurozona que en EE.UU., lo que en buena medida se debe al perfil del estímulo fiscal que fue muy fuerte inicialmente en EE.UU. mientras que en la Eurozona está todavía cogiendo velocidad y al éxito en las campañas de vacunación, con cerca de un 80% de inmunidad frente al 60% en EE.UU.

Repetimos que son estimaciones y no hay que tomarlas como certidumbres, pero, como veremos, la inercia es en esta ocasión muy superior a lo normal, lo que nos da más confianza.

Joan Bonet, CaixaBank Banca Privada

Temas

Comentarios

Lea También