Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Crisis global

Se ha puesto de manifiesto la necesidad de una política migratoria europea
Whatsapp

China y el petróleo, sobre todo, más Estados Unidos y Grecia, son algunas de las razones que influyen para que la Bolsa española haya perdido todas las ganancias del año 2015 y haya entrado en pérdidas, como las de Asia, Europa y Estados Unidos. Es un ejemplo de la aldea global en la que vivimos y de la que cada día debemos ser más conscientes porque nuestros intereses dependen del crecimiento exiguo norteamericano, el vertiginoso congelamiento chino o la constante incertidumbre política griega. Las pérdidas se elevan a miles de millones de euros y, sobre todo, transmiten una inseguridad que puede poner en riesgo la recuperación económica. La reacción de un país como España a este escenario internacional tiene sus condicionantes particulares debido a los intereses electorales más acuciantes, tanto para el PP como para el PSOE.

Desde la cita catalana con el desvarío independentista hasta los comicios generales, todas las actuaciones políticas están destinadas a conseguir el apoyo electoral necesario para mantener o conquistar el poder. Las lecciones directas que nos proporcionan estas crisis globales es que vivimos en un mundo donde es imprescindible fortalecer la unión y no debilitar con divisiones que solo pueden provocar más precariedad del estado del bienestar.

La economía recela de la incertidumbre porque los empresarios necesitan tener previsiones ciertas y garantías perdurables a la hora de realizar sus inversiones y de acometer nuevas contrataciones. A finales del mes de agosto, con el curso político reanudado sin que haya habido respiro por la tramitación de los presupuestos del año que viene en el Congreso, la crisis desatada en las últimas horas provoca recelos a todos los niveles. Los últimos datos de creación de empleo en España habían denotado cierta desaceleración en los contratos indefinidos debido a los riesgos e inestabilidad que provoca el caso catalán y las opciones de Podemos.

Ahora, una de las principales bazas electorales del Partido Popular de Mariano Rajoy, el crecimiento con creación de empleo, pueden sufrir algún recorte debido a los problemas internacionales. Sobre todo, si hay un parón en Europa que pueda hacer disminuir nuestras exportaciones o si más contratos temporales con nueva desconfianza puede afectar al consumo interno. La Unión Europea, además, afronta una de las más graves crisis humanitarias con miles de inmigrantes buscando una vida digna, sufriendo condiciones infrahumanas y poniendo de manifiesto, una vez más, la necesidad de una política migratoria europea.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También