Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

C's: regreso a la realidad

Octavi Saumell

Whatsapp

Las últimas citas con las urnas han vuelto a Ciutadans a la realidad. La formación naranja, surgida en Catalunya hace ya una década, parecía hace justo un año el partido de moda. Los buenos resultados de las elecciones del 27S de 2015 –con 25 diputados y convirtiéndose en el principal partido de la oposición en Catalunya– parecía catapultar a Albert Rivera a la Moncloa. C’s redondeaba hace hoy justo 366 días un año para enmarcar, después de obtener representación en infinidad de consistorios en los comicios municipales, convirtiéndose –sin ir más lejos– en la segunda fuerza del Ayuntamiento de Tarragona y siendo clave en la gobernalidad de Lleida.

Pese a ello, la moda naranja parece haberse acabado. Tras un otoño de 2015 en el que multitud de medios estatales quisieron colocar a Ciutadans como la referencia centrista española, la indefinición y la equidistancia han jugado una mala pasada a Rivera. El primer síntoma de la crisis se notó el 20D, cuando los 40 diputados obtenidos supieron a poco. Entonces, Rivera optó por «cargarse» a Mariano Rajoy y dar su apoyo a Pedro Sánchez (PSOE), que no logró ser investido. Meses después, tras las elecciones del 26J en las que C’s bajó a 32 representantes, los naranjas dieron un giro de 180 grados y decidieron apoyar a Rajoy, dando razones a los que les catalogan como la marca blanca popular. Los comicios del domingo, en los que Ciutadans no logró representación ni en el País Vasco ni en Galicia, demuestran que los electores quieren partidos que se mojen... pero con las ideas claras.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También