Más de Opinion

Cuando la diosa Fortuna duerme

Esperemos que al menos la diosa Fortuna tenga en cuenta las peticiones de esa chica malagueña y que el curso le vaya bien

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Hay gente que tiene mala suerte. Y, si no, que se lo digan a esa pobre chica de Málaga que el miércoles acudió con sus amigos, la mayoría alumnos de Arte Dramático, a un paraje natural situado en el Monte de la Tortuga para mantener una de esas tradiciones tan arraigadas entre los estudiantes, en este caso la «llamada a la diosa Fortuna» para que le curso les vaya bien. Me temo que en esos momentos –era de madrugada– la tal Fortuna se encontraba dormida o, directamente, pasaba de esta muchacha. El hecho es que, tras colocarse para inmortalizar el instante en una foto, la chica, de 18 años, dio un paso atrás sin percatarse de la cavidad que tenía a su espalda, resbalando y cayendo al fondo de un agujero de siete metros de profundidad. Los bomberos recibieron el aviso de los estudiantes a las 3 de la mañana y la moza ingresó, después de un aparatoso rescate –el camino estaba lleno de piedras y desniveles– a las 7 en el hospital con politraumatismos. Si no le acompañó la suerte, sí al menos tiene un tesoro en ese amigo que se jugó el pellejo y decidió bajar a la cavidad para comprobar su estado de salud y hacerle compañía hasta la llegada de los bomberos. Esperemos que al menos la diosa Fortuna tenga en cuenta sus peticiones y que el curso le vaya bien. Aunque, visto lo visto, yo por si acaso estudiaría duro.

Temas

Comentarios

Lea También