Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De holgazanes y 'fitipaldis'

Maribel Millan

Whatsapp

Ni más ni menos que 50 conductores de Tortosa han sido cazados y multados en una semana por estacionar de forma indebida en el casco antiguo de la ciudad, captados por la cámara de tráfico instalada en la Plaça Montserrat (dels Farols). Un hecho que pone de manifiesto lo incívicos que pueden llegar a ser algunos conductores, muchas veces llevados más por la dejadez y la holgazanería que por otra cosa.

También en la capital del Baix Ebre, las obra en el Pont de l’Estat obligan a los conductores a circular por la C-12 y el Pont del Milenari si quieren acceder al centro de la ciudad. Las rotondas del Eix de l’Ebre están por ello muy concurridas y a muchos se les olvida con facilidad usar el intermitente, una herramienta -a mi entender- importante en estos contextos, si no se quiere sufrir un accidente.

Pero si hablamos de saltarse la normativa, la palma se la llevan los conductores ‘ansiosos’ que ignoran la doble línea continua que Fomento ha instalado en buena parte del tramo ebrense de la N-340. Es cierto que la medida es más que cuestionable y que si uno se encuentra con un tractor o una cosechadora delante tiene que armarse de paciencia, porque no circulará a más de 30 o 40 km/hora. Pero eso no quita que se trata de una medida obligatoria, también para los ‘fitipaldis’. En las redes sociales hay colgados vídeos y fotografías que dan cuenta de la temeridad en la que incurren algunos impacientes, a los que parecería que una fuerza superior les empuja a adelantar. Pero no. Es una opción personal y peligrosa, no sólo para ellos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También