Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Defecando, que es gerundio

Desde ahora mismo, Reus es ciudad abierta para toda clase de desmanes
Whatsapp

Ruego al Sr. Director que, por una vez, me permita la utilización escatológica ya que el tema se las trae.

Mi buen amigo y colega Lluis Gibert criticaba el pasado martes, en estas páginas, la derogación de la Ordenanza Municipal de Civismo de Reus. Me pisó el tema, porque lo tenía en la punta de la pluma.

Con estilo menos elegante que el suyo, pero también próximo a la realidad, voy a recordar al lector que la referida Ordenanza es la que nos marcaba los límites del civismo, y, como es lógico, prohibía determinadas actitudes que no lo eran. Lo decía claramente al inicio: “L’objectiu principal d´aquesta ordenança és preservar l´espai públic com a lloc de convivència on totes les persones puguin desenvolupar en llibertat les seves activitats de lliure circulació, lleure, trobada, oci i expressió, amb ple respecte a la dignitat i als drets del altres”.

Esto ha sido derogado en el Pleno del Ayuntamient o de Reus del día 13 pasado, en moción presentada por el PSC y la CUP, sin alternativa. Votaron en su favor, además, ERC y ARA Reus, o sea 14 ediles, que derrotaron a los otros 13.

¿Qué ha pasado?...

Pues que en Reus ahora no hay normativa que regule lo que hace dos semanas lo estaba. A saber:

Fomento de la convivencia, organización y autorización de actos públicos, uso de elementos de pirotecnica, conductas en las fiestas populares y en los espectáculos públicos, conductas en situaciones extraordinarias y de emergencia, degradación visual del entorno urbano, grafitis, pintadas y otras expresiones gráficas, mendicidad, necesidades fisiológicas, comercio ambulante, perros y otros animales en la vía pública, uso de los espacios naturales y zonas verdes, molestias por ruidos, consumo de sustancias que puedan generar dependencia, drogas, bebidas alcohólicas y tabaco, utilización del espacio público para prácticas sexuales y tenencia de armas.

Una tontería. Por eso PSC, CUP, ERC y ARA Reus han considerado que debe derogarse todo lo regulado.

O sea, que desde ahora mismo, Reus es ciudad abierta para toda clase desmanes, salvo que me demuestren lo contrario (es decir, porque entre en juego el mismísimo Código Penal, que en conductas leves ya ni entra). Con ello Reus puede ponerse la medalla de “Primera Ciudad de la Anarquía”.

Lector, sin que tenga que hacerme caso, si le entran ganas, puede defecar tranquilamente a la puerta del edil Fulano o mear con placer en la esquina de la cada del concejal Mengano, o poner salsa hasta que se caiga por la fachada, Aunque sean las 5 de la madrugada…

Lo que realente llama la atención es que lo primero en que han convenido esas fuerzas políticas es en derogar las reglas de convivencia. Es francamente desolador y preocupante. Porque no han ofrecido – al menos no me consta en este momento - ninguna otra Ordenanza cívica, ni siquiera que la tuvieran esbozada…

¿Qué opinan los votantes de PSC, CUP, ERC y ARA, Reus sobre esto?... ¿Están de acuerdo realmente en que Reus esté en pleno verano sin una regulación de las actividades públicas, fiestas, etc.?... Francemente, no lo entiendo. Porque para para dar golpes de efecto en la mesa municipal, hubiera sido mejor que presentaran una Ordenanza a su gusto para, al derogar una, entrare en vigor la siguiente, sin vacío ciudadano. Con muy poco respeto, señores ediles de PSCV, CUP, ERC y Ara, Reus, la han cagado.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También