Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Dejémoslo correr

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Por poco me caigo de la risa, menos mal que estaba bien sentado. Fue cuando oí decir a Bonvehí que el martes acudiría a la Fiscalía para que investigara quien filtró sus palabras en el almuerzo de Manresa, sabiendo que había sido ERC. Publiqué: «Hasta que no lo haga no me lo creo». Llegado el martes, Bonvehí dijo que al final no acudiría a la Fiscalía. Mas debió decirle: ¿Desde cuándo acudimos al enemigo para resolver nuestros asuntos?

La relación entre los dos socios del Govern es ambigua, porque invocan ir juntos al referéndum, pero separados a las elecciones cuando no se haga.

En la política ocurren situaciones de este tipo. Adlai Stevenson, que fue candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, dijo: «Ofrezco un trato a mis oponentes: si dejan de mentir sobre nosotros, yo dejaré de decir la verdad sobre ellos».

Bonvehí lo ha traducido: dejémoslo correr.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También