Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Después del desenlace

Vivir consiste en ponerse a salvo mientras otros quieren salvarnos
Whatsapp

Es la hora de los intérpretes de Babel, que son políglotas pero no se entienden en ningún idioma. Hay mayorías insuficientes que contemplan con cierta preocupación cómo se derrumban las torres que despreció el aire, mientras procuran que no les caigan encima cascotes. Vivir consiste en ponerse a salvo mientras otros quieren salvarnos. Benditos sean los que creen no sólo que el mundo tiene remedio, sino los que están convencidos de que ellos son llamados a ponérselo.

La diversidad es la gran musa del mundo. Cada uno es cada uno, pero entre todos hemos conseguido no ser nadie o ser aún menos de lo que éramos. Hay quienes entienden el cambio como sinónimo de mejoría, pero después de cambiar se encuentran con lo mismo a condición de llamarle con otro nombre.

Se habla en la calle, que es para lo único que tengo oído, del desplome del PP y del vuelco de la izquierda, pero los pobres seguirán su arduo camino porque vienen curvas. Van a variar algunas cosas, pero no la que llama ‘ideología de la nómina’ mi valeroso y lejano amigo Jiménez Losantos, cuando a uno de los dos nos gustaban los toros.

Que nadie se alarme en una medida mayor de lo suficiente para estar alarmado. En las revoluciones se rompe mucha porcelana, por eso es altamente preferible que la hayan hecho nuestros antepasados, en vez de heredar esa ruidosa obligación y remitirla a las generaciones venideras, adjudicándole esa penosa tarea a los que han nacido después. Nacer es siempre un íntimo acontecimiento irresponsable. Allá ellos y allá nosotros, que estaremos instalados en el más allá, que es un sitio donde cabe todo el mundo. Los difuntos se vuelven egoístas. Ni siquiera se interesan porque Ada Colau haya ganado la alcaldía de Barcelona, a Dios gracias y gracias a su lucha antidesahucios. Como en casa de uno en ninguna parte. Incluso para los que no tienen casa y no los pueden desahuciar.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También