Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Dinastías

La dinastía de los Bush vuelve a los medios de comunicación
Whatsapp

La dinastía de los Bush vuelve a los medios de comunicación. En esta ocasión es Jeb Bush, el exgobernador de Florida que tuvo a medio mundo pendiente de un recuento de papeletas electorales (esas papeletas ‘mariposa’ que muchos trataron de explicar y nadie entendió) que le arrebató la victoria al demócrata Al Gore y tiñó con la sombra del pucherazo electoral la primera presidencia de George Bush junior. Jeb Bush, hijo de presidente y hermano de presidente de los EEUU, dice ahora que quiere ser... presidente de los EEUU.

Cuentan que al tal ‘Jeb’ (acrónimo de John Ellis Bush, que visto así es un poco pijo, pero pijo campechano) no le gusta mucho que digan que lo de la familia Bush es una dinastía. Ya saben: el sueño americano, el país de las oportunidades, el ascensor social. Que cualquiera puede llegar a ser presidente de los EEUU (o lo que quiera) si se lo propone y trabaja duro. Y todo eso.

Pero resulta que la cosa no es tan así. Y que en eso no hay diferencias entre la ‘Vieja Europa’ y ‘El País de los Sueños y las Oportunidades’. Lo reconoció el lunes Christine Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional, al decir que el aumento de las desigualdades frena el crecimiento económico. Lagarde, que como francesa sabe algo de lo que pasa cuando se tensa la cuerda y al populacho le da por guillotinar cabezas de nobles (con ese entusiasmo que ya es vicio), ha visto, como muchos otros, que ahora toca cierta dosis de gattopardismo. De cambiarlo todo para que nada cambie.

Quizás no toque otro Bush. No de forma tan evidente. Atentos a Marco Rubio, el hijo de exiliados cubanos y gran esperanza del Tea Party que encarna, todo en uno, el gattopardismo embadurnado de sueño americano ganador. Y que, por supuesto, se casó con la reina del baile de graduación.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También