Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Distracción electoral

Al final, tendrá razón Esperanza Aguirre cuando dice que los ministros económicos de Mariano Rajoy son socialdemócratas
Whatsapp

La secuencia de complejas elecciones que está teniendo lugar este año en España, con el surgimiento de nuevas formaciones que cambian el tradicional sistema de partidos, amenaza con distraernos de todas las rutinas. Y así, ha pasado prácticamente inadvertida una noticia singular: la respuesta de España a un requerimiento del BCE sobre la gobernanza del euro. Draghi, en el fragor de la crisis, preguntó a los miembros de la Eurozona cómo corregir la falta de integración y los efectos manifiestos de la moneda única, que tanto dificultaron la lucha contra la doble recesión y el salvamento de los países más afectados por problemas de deuda. Los diversos países están ahora presentando sus respuestas -lo han hecho ya Francia, Alemania e Italia-, y se hace patente que, como el problema ha quedado atrás, el interés reformador casi se ha disipado. España, en cambio, ha presentado un completo y ambicioso informe en el que se reclama un cambio de mandato: el BCE no sólo tendría que mantener el control estricto de la inflación sino que debería aplicar sus instrumentos de política monetaria para prevenir divergencias macroeconómicas entre países. El paro, pongamos por caso. Tales reformas, que exigirían un cambio en los tratados, aproximarían el BCE a la Reserva Federal americana, que ha desempeñado un gran papel frente a la crisis por la aplicación de políticas keynesianas. Al final, tendrá razón Aguirre cuando dice que los ministros económicos de Rajoy son socialdemócratas.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También