Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Drama o dragma griego

Lo tienen crudo: drama o dracma o mejor dicho sin euro drama con dracma
Whatsapp

El actual gobierno griego de la clase hispana de Podemos, creen que el dinero hay que regalárselo. Y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) que aguanten.

El sistema que han seguido los griegos es tan viejo o más que su propio Imperio: alargar y prorrogar y mientras tanto vivir alegremente. Las negociaciones con unos irresponsables, recién elegidos, ha obligado a Ángela Merkel a decir basta y negarse en redondo de esos nuevos 29.100 millones que pide ahora Tsipras, hasta que se celebre el desafiante referendo y Europa sepa que dice el pueblo griego. Un referendo anticonstitucional según la propia Carta Magna helena, que no posibilita la celebración de consultas populares sobre temas fiscales.

Con corralito o no, ciertamente lo tienen crudo: drama o dracma o mejor dicho sin euro drama con dracma. El referendo del próximo domingo, plantea una pregunta muy compleja cuando, en realidad, podía haber sido muy simple. Pero los amigos de Podemos presuponen un alto nivel de cultura económica para los sufridos griegos. En concreto y literalmente la pregunta es la siguiente: «Debe aceptarse la propuesta de acuerdo que fue sometida por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la reunión del Eurogrupo del 25 de junio de 2015 incluyendo las dos partes que constituyen la propuesta unificada».

La cosa es mucho más sencilla pues se reduce en definitiva a seguir en el euro o a volver al dracma o a la moneda que se quiera. Si a ello añadimos los pocos días entre convocatoria y votación la cosa se complica bastante.

Las últimas encuestas, de discutible fiabilidad, se realizaros en Grecia poco antes de que Tsipras anunciara el referendo. Según las mismas el 57 por ciento de los ciudadanos se mostraban partidarios de seguir en la Eurozona, frente a un29 por ciento que apoyaba lo contrario. Los partidos que hora apoyan el no, sumaron en las pasadas elecciones el 46,4 por ciento de los electores.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También