Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

El 155 ante el Tribunal Constitucional

El necesario que el controvertido artículo pase por el tamiz del Alto Tribunal para delimitar las atribuciones que otorga

Diari de Tarragona

Whatsapp

El controvertido artículo 155 de la Constitución deberá pasar por el tamiz del Tribunal Constitucional. Unidos Podemos elevará un recurso de inconstiucionalidad del referido texto ante el alto tribunal, según anunció ayer sin grandes algarabías el líder de la formación morada, Pablo Iglesias. Ninguno de las partidos independentistas con representación en el Congreso podía presentar el recurso al carecer de suficientes diputados. El trámite requiere del respaldo de un mínimo de 50 diputados, cifra que sólo podía alcanzarse con el concurso de Unidos Podemos, ya que el resto de fuerzas dieron apoyo, por acción o por omisión, a la aplicación del artículo 155. Será de extrema importancia que el Tribunal Constitucional acote hasta dónde se puede llegar con la aplicación del polémico precepto. El Gobierno de Mariano Rajoy se resistió hasta el último momento a echar mano de esta legislación, precisamente por la falta de precedentes y de reglamentos que desarrollen hasta dónde se puede llegar con el 155 en mano. No son pocos los juristas que consideran inconstitucional que el Gobierno central pueda cesar un gobierno autónomo y disolver el Parlamento, institución emanada directamente de la soberanía popular. Este es uno de los principales aspectos en los que se aprecia una interpretación del 155 extralimitada, pero al carecer de referente alguno que acote las competencias de este apartado de la Carta Magna, el Gobierno ha obrado como le ha dado la gana. Es de esperar que el Tribunal Constitucional acote el privilegio del Ejecutivo central respecto al control de los gobiernos autónomos. De no ser así el riesgo de convertir la autonomía en una mera ficción es enorme. La trascendencia del dictamen del TC augura que se tomará tiempo antes de dictar una sentencia que antes del 21-D podría provocar grandes quebraderos de cabeza.   

 

Temas

Comentarios

Lea También