Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Día de la Hipocresía

No hace falta un día para los oportunistas y defensores de la causa que lanzarán un mensaje de bienintencionadas palabras... y hasta el año que viene

Núria Riu

Whatsapp
El Día de la Hipocresía

El Día de la Hipocresía

Escribo este artículo con el miedo de parecer una feminista empedernida, porque siempre he rehuido este término y, de hecho, siempre he criticado gestos artificiales como las listas cremallera o las paridades impuestas. Es más, reconozco que me pone bastante nerviosa cada vez que una compañera o amiga habla siempre del papel de la mujer como algo extraordinario.

Nunca he considerado que sea necesario un Día de la Mujer como tampoco existe un Día del Hombre. Creo que sería más oportuno hablar del Día de las Personas, a ver si así recuperamos un poco el sentido común que hemos perdido. Y lo que hasta durante tantos años me pareció innecesario, cada vez más considero que debería ser una fecha para borrar en el calendario. Lo reconozco, me pone de una mala leche extraordinaria. De hecho, ya llevo en ello algunos días.

Estoy harta de recibir notas de prensa en las que un año tras otro se habla de que si cobramos menos, de la tasa rosa o de la conciliación familiar. Estudios que todos los años más o menos son los mismos y a los que los medios de comunicación dedicarán líneas y minutos para sentirse mejor después de presentarnos los otros 364 días del año una imagen de una sociedad íntegramente en masculino. La realidad ya la conozco. No hace falta un día para los oportunistas y defensores de la causa que lanzarán un mensaje de bienintencionadas palabras... y hasta el año que viene. Lo que nació como una jornada de reivindicación ha acabado convirtiéndose en el Día de la Hipocresía.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También