Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno no sabe vender pisos

Whatsapp

La España de 2016 es la de un país con millones de pisos vacíos y con unos bancos que no consiguen eliminar su mercado inmobiliario y tóxico. Y todo esto en el noveno año de la crisis que parece no tener fin. ZP no supo reaccionar y el gobierno de Mariano Rajoy reaccionó tarde y mal. La ley que permitía la residencia a extranjeros por la compra de una vivienda, fijaba un mínimo de 160.000 euros. Tenía su lógica porque el valor de la mayoría de las viviendas y las hipotecas ronda esa cifra. Pero en el último momento una mala cabeza pensante decidió subir el mínimo a 500.000 euros. El resultado no ha podido ser peor. El objetivo de vender viviendas no se ha cumplido, pero nadie acepta el error y nadie rectifica para mejorar los resultados y eliminar ladrillo tóxico del país. Esa ley parece pensada para el beneficio de los fondos buitre que finalmente han estado comprando las viviendas a precios más baratos de los 160.000 euros y mucho más baratas son las viviendas si tienen ‘bichos’ (personas), en el argot financiero. Esto solo genera especulación, mobbing inmobiliario a las familias y futuros deshaucios. Por lo tanto, ya es hora de rectificar la fracasada ley (como pasó en su día con la ley del tabaco de ZP, que tuvo que rectificarse) y ofrecer residencia a familias extranjeras por la compra de una vivienda de 150.000 ó 160.000 euros. Un poquito de sentido común.

Andrés J. Moreno Cañizares

(Vila-seca)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También