Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Mercat da nueva vida a la ciudad

No hablamos de una tienda más. Hablamos del Mercat Central, historia, tradición, convivencia, pálpito puro de Tarragona

Whatsapp

La reforma del Mercat Central de Tarragona ha costado, más de lo deseable, en tiempo y en dinero. Ayer finalmente, después de diez años de obras interminables, la ciudad ha podido disfrutar nuevamente de su Mercat y lo ha hecho con enorme ilusión, como lo ha demostrado la cantidad de gente que congregó ayer el primer día de la nueva etapa. Ha sido una década de sufrimiento, con una herida en el corazón de la ciudad que costará de superar. Las interminables obras han costado el cierre de numerosos comercios que no han podido sobrevivir a la crisis y a las dificultades de acceso que provocaron los trabajos. Es una herida que la ciudad deberá superar y lo debe hacer con creces. El remodelado Mercat Central no es sólo un centro comercial. Es también un polo de atracción ciudadana, de intercambio de vida social y, no olvidemos, un nuevo atractivo turístico que se suma a la ciudad. La obra remodelada de corte modernista que originariamente proyectó el arquitecto Josep Maria Pujol, vale la pena de ser visitada, por el exterior y en su interior. Por supuesto que las dificultades no terminan con la inauguración. Los paradistas deberán hacer frente a los nuevos horarios, prolongados durante todas las tardes, y también a los nuevos hábitos de consumo. Se adivina una dura batalla de que esperamos que el Mercat salga airoso. No estamos hablando de una nueva tienda. Hablamos del Mercat, historia, tradición, convivencia, pálpito puro de Tarragona.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También