Más de Opinión

El adiós de Merkel en clave femenina

NÚRIA PÉREZ

Whatsapp
NÚRIA PÉREZ

NÚRIA PÉREZ

E l balance de los dieciséis años de la era Merkel es tan prolijo y ha marcado de tal manera el devenir de Alemania, Europa e incluso a nivel mundial que en los múltiples análisis sobre su mandato pocos han entrado a valorar el adiós de la que durante muchos años ha sido la política más poderosa del mundo y la única presencia femenina en reuniones importantes tanto para la UE como el G-7 o el G-20. Seguramente porque ni ella misma se ha reivindicado como feminista hasta los últimos días de su carrera política y porque la suya ha sido una figura insólita desde el principio: mujer, científica (estudió física) y de la antigua Alemania del este. Pero es evidente que sin quererlo, convirtiendo en normal que una mujer fuera canciller de Alemania ha ayudado más al feminismo que reivindicándolo. Las mujeres representan menos de un 6% de los jefes de Estado y de Gobierno de los 193 países del mundo, pero en Alemania muchas criaturas y adolescentes no han visto todavía ningún hombre al frente de su país.

Su legado está lleno de alabanzas y críticas como no puede ser de otra manera para alguien a quien le ha tocado lidiar con crisis de calado como la del euro, la migratoria, el Brexit y la pandemia. Pero, sin duda, Merkel es ya una figura histórica desde diferentes puntos de vista, incluido el de su feminismo inconsciente.

Temas

  • Xino-xano

Comentarios

Lea También