Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El autobús ´exprés´...

Francisco Montoya

Whatsapp

No es la primera vez que un gobierno, en este caso el catalán (hoy le toca a Santi Vila y los suyos, pero podrían ser perfectamente los de Madrid), anuncia a bombo y platillo, con confeti, champán y pastas, una obviedad. En este caso nos iluminaron el 2 de septiembre con una nota de prensa que celebraba que a partir del lunes 14 se doblarían las conexiones de autobús entre Tarragona y Reus, con la puesta en marcha de nuevos servicios exprés bajo la denominación de E-4. Como si hubiera que darles las gracias.

Tampoco es la primera vez que, además de vendernos como un favor lo que en realidad es una obligación, luego ni siquiera cumplen. Comenzando con el día de puesta en marcha, que al final no fue el lunes 14, sino el martes 15. Con el agravante, además, de que intentaron esconder el cambio. No lo anunciaron. No dijeron nada. Simplemente esperaron que no nos diéramos cuenta.

Y la broma no acaba ahí. Y no lo digo yo, que puedo ser sospechoso. Lo dice la Associació per a la Promoció del Transport Públic, que ha hecho pública una lista de asignaturas pendientes. Comenzando por la falta de información –uno llega a la estación de autobuses y necesita un milagro para encontrar en algún sitio colgados los horarios– y de puntualidad, y siguiendo por una tipología de vehículos «inadecuada»(se anunciaron autobuses nuevos y en muchos casos son los de siempre con una pegatina donde dice «E-4»). No es nuevo que nos tomen el pelo, unos y otros. Pero habremos perdido el día en que dejemos de quejarnos. Incluso si el destino del autobús en cuestión es precisamente Reus.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También